Suscribite para descargar tu workbook de amor propio gratuito, y para recibir noticias lindas una vez al mes! 💖🤩

“Demasiado flaca” – Tres consejos de amor propio para todas las tallas

En este mundo lleno de exigencias e ‘ideales de belleza’, todas las mujeres hemos sufrido por la forma de nuestro cuerpo de una u otra manera. Siempre somos o demasiado gordas, o demasiado flacas; o demasiado voluptuosas, o demasiado planas. Sin embargo, es innegable que socialmente nos han enseñado que el cuerpo delgado es el mejor: el más lindo, el más deseable, el más fotogénico, el más saludable.

Recuerdo perfectamente cuando hacía carteles tipo collage que me servían de inspiración y motivación para alcanzar ese cuerpazo de revista que me prometía por fin ser flaca, ser feliz y sentirme bien conmigo misma; por fin dejar de pensar que no era linda y que algo estaba mal conmigo. Ser flaca iba a significar dejar de escuchar a gente cercana diciéndome que me estaba engordando, que hiciera más ejercicio y que dejara de comer esto o aquello; por fin dejar de obtener la opinión de los demás sobre mi cuerpo sin habérselas pedido. Mi imagen corporal estaba súper lastimada, porque en mi mente yo lo único que quería era ser flaca.

Tomaba las revistas y recortaba a las mujeres flacas en bikini, en falda, en shorts, en vestidos, y pensaba que en todo se veían perfectas, que sólo siendo delgada una podía verse bien en la ropa. Pegaba los collage en mis espejos y en mis paredes, dentro de los clósets y en mis diarios; en todo lugar personal tenía algo que me “motivara” a ser como ellas, a ser perfecta.

Entonces ¿las flacas son más felices?

No necesariamente. Aunque nuestra mente haya aprendido a creer que hasta que seamos flacas seremos felices (por todo lo que hemos leído y visto en medios de comunicación masiva), no podemos hacer una relación absoluta entre delgadez y felicidad:

⭐ Primero, porque la felicidad, el bienestar integral, la paz y la plenitud son algo interno, no externo.

⭐ Segundo, porque las mujeres delgadas también se comparan, también sufren de trastornos de la imagen corporal, también se sienten acomplejadas y también pueden desear cambiar su cuerpo (volvemos al punto de que el bienestar y la felicidad son estados internos).

⭐ Tercero, porque contrario a la creencia popular, la salud no está ligada a un cuerpo delgado; la salud y la enfermedad se manifiestan en TODO tipo de cuerpo.

La verdad es que todas somos perfectamente imperfectas. Todos los cuerpos existentes en el espectro de tamaños, tallas, estaturas, colores, capacidades: TODAS nosotras somos hermosas, y no necesitamos compararnos para alcanzar un cuerpo ideal. El verdadero ideal es el amor propio, la autoaceptación, la evolución. Es hora de que lo entendamos: las flacas son hermosas, las gordas son hermosas, las planas, las curvilíneas, todos los tamaños en el espectro; las pequeñas, las altas, las que tienen piernas gruesas y piernas alargadas, las de brazos finos y brazos rellenos, las que tienen abdomen plano y las que tienen abdomen curvo, las que tienen dos piernas, y las que tienen una o ninguna, las que tienen la piel perfecta y las que tienen cicatrices.

Todas somos merecedoras de amor y aceptación, y ninguna vale más que la otra, sea cual sea la forma de su cuerpo.

Ampliando el panorama

Sin generalizar, la delgadez natural puede deberse a genética o a enfermedades como el hipotiroidismo y la diabetes. Muchísimas mujeres delgadas viven acomplejadas por su cuerpo (no todas, al igual que no todas las voluptuosas odian su cuerpo) y -según me han compartido algunas de ellas- se sienten mal por cosas como no poder ganar peso, tener huesos prominentes, no tener curvas (senos, trasero, caderas…) y sentir que no son atractivas sexualmente; porque la gente les dice que se van a desaparecer, que se van a quebrar, que coman más, que si tienen algún trastorno alimenticio; también son agredidas en contextos sociales importantes, sienten que no son suficientemente fuertes, que son débiles, que parecen niñas, que no logran ‘rellenar’ la ropa. Sumado a esto, muchas tienen que sobrellevar las consecuencias a veces desconocidas de tener un muy bajo índice de grasa, como desbalances hormonales, mala asimilación de nutrientes, baja energía, defensas bajas, anemia, estreñimiento, insomnio, baja densidad ósea…

Tantas cosas que no nos imaginamos y que las mujeres delgadas viven desde su realidad. A pesar de ser representadas como el ideal de belleza en la moda y la industria de la estética, en general las personas flacas sienten las mismas presiones sobre su cuerpo que sentimos cualquiera de nosotras. Y más allá, la verdad es que todas estamos viviendo nuestra lucha personal, así que ¿por qué en lugar de compararnos, envidiarnos y derribarnos, nos admiramos, apoyamos y construimos las unas a las otras? 💪👸

Tres consejos para practicar la autoaceptación, sea cual sea tu talla

Si te ha costado trabajo aceptar y amar tu cuerpo, te comparto tres cosas que te pueden ayudar a sentirte mejor con vos misma:

👙 Mirá a tu cuerpo como el valioso cofre que guarda un tesoro. Ese tesoro es tu esencia, tu personalidad, tu sentido del humor, tu bondad, tus locuras y tu historia. Un cofre que guarda semejante tesoro tiene que ser fuerte, ¿no? Así es tu cuerpo, y aunque te parezca frágil hacé un ejercicio consciente por recordar que tu cuerpo te quiere proteger, ayudar y acompañar en esta vida. Agradecele y decile todos los días lo bello y fuerte que es.

👙 Sumá en lugar de restar. Sumá todo lo que tu cuerpo te permite hacer, comer, sentir, oler, ver, escuchar, caminar, disfrutar. Sumá las experiencias que vivís en tu cuerpo, en lugar de restar lo que creés que no tenés. Soltá todas esas exigencias sobre cómo se supone que deberías de ser. Vos simplemente sé vos misma, ¡rockeá tu cuerpo así como es y brillá con todas tus fuerzas! En otras palabras: OWN IT, SISTAH!

👙 Conocé tu cuerpo y convertite en tu mejor amiga. A veces estamos tan desconectadas de nosotras mismas que ni siquiera sabemos qué se siente bien para nuestro cuerpo: qué alimentos, qué estilo de ropa, qué tipo de gente, qué tono de diálogo interno, qué forma de movernos/ejercitarnos, qué tipo de espiritualidad. Mientras te conozcás y sepás qué hace que tu cuerpo se sienta bien y en armonía integral con todo tu ser -mente, cuerpo, espíritu, emociones- vas a irlo apreciando y amando cada vez más.

¡Espero que esto te ayude! ¿Qué pensás? ¡Contame en los comentarios! 😚
¡Mucho amor!
signature
share
2
4 Responses
  • Jen
    04 . 07 . 2017

    Yo nunca he tenido bronca con mi cuerpo, siempre me ha gustado. flaquito, con rasgos que adoro, no es perfecto pero yo soy feliz con el que me heredaron mis papás y diosito. este cuerpito me permite hacer de todo, bailar, disfrutar, sentir, oler, pensar, correr, chinear, todo. yo no imagino mi vida sin este cuerpito. pero en el camino me he encontrado con una cosa curiosa… nunca he recibido comentarios despectivos de mis compañeras o amigas pero si de hombres… un dia un tipo me dijo desnutrida, otro se sintió tan en derecho que me dejó llorando… me dijo que cara mas horrible llena de ojeras y así de flaca fijo usted jala piedra o le hace a la mota. Luego otro mas… y su pelo por que es así? ondulado, rebelde, corto, peínese! y uno más… por qué se visitió así, por que usted no usa tacones, por que usted no es sexy. a eso todos …los odié. me parecieron mezquinos, se creyeron con derecho a … a qué? acaso yo soy su muñequita, acaso ellos deciden por mí o por mi cuerpo, de donde les nació ese derecho a opinar, a decir como me quieren ver vestida. Siento romperles en la cara sus fantasias y su socialización patriarcal. bichos dañinos , venenosos, pero no lo suficiente como para cambiarme, los que me encuentre en el camino se seguirán enfrentando a la desilusión de encontrarse con alguien que es quien es porque así se gusta y no porque a ellos les gusta.

    • La Happy Treintona
      17 . 08 . 2017

      ¡Jen Jen! Tu cuerpito bello, qué lindo. Allá el patriarcado y sus ganas de controlarnos, se va a topar con mujeres como vos que, aunque duela, no se dejan doblegar y saben quiénes son y el poder que tienen. Una a una, poco a poco, vamos a destituir esa filosofía y forma de vida dañina y estúpida. ¡Te aplaudo por ser el mujerón que sos!

  • Yorleny Campos
    10 . 07 . 2017

    Me encanta la idea de unirnos y entender que todas, de una u otra forma, hemos sufrido las presiones de las expectativas de otras personas alrededor. Muy interesante conocer los sentimientos de otras mujeres!

    • La Happy Treintona
      17 . 08 . 2017

      ¡Hola Yor! Eso es, ¡todas somos una! Conforme vayamos compartiendo más y más nos vamos a ir haciendo una fuerza increíble, llena de amor y de luz. Y con mucha responsabilidad, que es educar a quienes nos rodean. ¡Qué lindo tenerte por acá!

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *