Suscribite para descargar tu workbook de amor propio gratuito, y para recibir noticias lindas una vez al mes! 💖🤩

¡El amor existe! Nuestra Boda – Parte 2

Si estás medio perdida y no sabés cómo empezó todo, andá de una vez a la Parte 1 y Parte 2 de nuestro compromiso, y después a la Parte 1 de la historia de nuestra boda; y ahí sí ¡después te venís para acá!

Maquillaje y peinado: Bett MUA

Cabello y uñas: BUA Salón

Bouquet, prensa y boutonniere: CosaVerde

Fotografías: Mauricio Valenzuela, Lu Quintanilla y  Jessica Schultz

📸 Las fotos están en formato de slideshow, así que dales chance para que las podás ver todas

💗💗💗💗

Llegó el 27 de diciembre y estábamos listísimos para irnos a Colombia, habíamos estado esperando este viaje demasiadooo. Juanes nos recibió en su casa, con sus papás, su gata y con ese acento divino de los paisas -obvio Juanes nuestro amigo, no Juanes-tengo-la-camisa-negra (que, a propó, fue mi primer concierto ever, cuando tenía 15 años).

Medellín es mágica en tantísimos sentidos… Pero para nosotros esa magia fue elevada a la potencia un millón de millones, porque se convirtió en el centro de operaciones para planear nuestra boda flash. Llegar a Colombia y conocer Medellín sabiendo que teníamos que casarnos rápido significó una mezcla increíble de felicidad, susto, expectativa, sorpresa, premura, ansiedad, pero más que todo ¡emoción, emoción, emoción!

 

This slideshow requires JavaScript.

Fotos: Mauricio Valenzuela | Lu Quintanilla

En medio de nuestros trips turísticos con Juanes, David, Amalia, Dani, Hincapié y otros amiguis, lo primero que hicimos fue escribirle a la gente en Qatar para definir cuándo necesitaban que estuviéramos allá. ¡Gimme fechas, people! Su respuesta fue que el lanzamiento del Fab Lab estaba para el 7 de febrero. Sorry, wh… what…? ¡Eso significaba que teníamos que irnos como ya! ¿Permiso para paniquear, anybody?

Pero bueno, aquí se trataba de resolver, y en estas circunstancias era puro trabajo en equipo, disfrutar nuestro viaje y planear lo que pudiéramos en los tiempos libres. Así que empezamos por definir fechas alrededor de ese 7 de febrero, para quedarnos con estas: de Medellín llegábamos a Costa Rica el viernes 5 de enero, entonces el domingo siguiente, el 14 de enero, nos casaríamos, y el domingo que le seguía, el 21, íbamos a volar a Qatar. Sin tiempo que perder, el dormitorio de la casa de Juanes donde Robert y yo nos estábamos quedando se convirtió en nuestra oficina de estrategia bodística. Esto era purifico Jesus take the wheel, y así fue, He took the wheel! Literalmente en 14 días, y con mucha ayuda de gente que nos ama, organizamos todo.

This slideshow requires JavaScript.

Fotos: Mauricio Valenzuela | Lu Quintanilla

El ‘cómo’ salieron las cosas no es menos que milagroso. Nosotros movimos cosas, pero personas que amamos nos regalaron sus servicios, talentos, productos, su ayuda, y corrieron por nosotros a un nivel que me conmueve aún hoy. El amor no sólo era entre Robert y yo, era entre todas las personas que estaban haciendo esto posible (va nuestro agradecimiento al final del post).

A pesar de toda la ayuda, conseguir los atuendos para casarnos era tarea nuestra, y se convirtió en una de las experiencia más lindas de todo este proceso. En Medellín el diseño de modas nacional es hermosísimo y además súper accesible, así que duuuh, ¡queríamos aprovechar la oportunidad! Nos fuimos a Vía Primavera (de mis lugares favoritos) y el momento en que pasé por la tienda de Alado fue como ¡BOOM, go in! El diseño y la decoración del lugar eran una combinación de clásico, kitsch, bizarro, contemporáneo… Súper diferente a todo lo que haya visto, y yo nada más tuve que entrar; algo me llamaba. Todas las prendas eran fab, con una confección impecable (oíme, toda fashion connoisseur). Revisando los racks, Robert me enseñó un vestido y me dijo: “¡mirá, es como lo que estabas buscando!”. Él sabía que yo quería un vestido no convencional, y que lo quería con flores. Fue cuestión de verlo, probármelo una vez y listo, estaba decidido. Ese era mi vestido. ¡Una hadita floral! Para conseguir la ropa de Robert fuimos a varios lugares, pero nada más vean qué hombre tan guapo, ¡ALABAO!

 

This slideshow requires JavaScript.

Fotos: Mauricio Valenzuela | Lu Quintanilla

Llegamos a Costa Rica. Esa semana que nos quedaba antes de casarnos Robert estaba de locos porque volvía al trabajo a poner la renuncia, cerrar procesos, delegar cosas, tener montones de reuniones; en fin: a dejar todo en orden en el Fab Lab. Yo, por mi parte, estaba 1. en carreras averiguando y organizando cosas relacionadas a la mudanza y a la boda -certificaciones de matrimonio, visas, maletas, música para la ceremonia, confirmaciones, etc., etc.- y 2. ¡tratando de asimilarlo todo! ¿¡Me entienden que eran cambios súuuper grandes e importantes en demasiado poco tiempo!?

El sábado 13 de enero, un día antes de la boda, era el momento para ir a la casa de Cris a arreglar el jardín donde iba a ser la ceremonia y la comilona: poner mesas, sillas, manteles, decoración, toldos, instalar la parrilla del catering, hacer centros de mesa, ¡y un graaan etcétera! Mau, Lu, Cris, Robert, papi, doña Rosi, todo mundo estaba tratando de que yo no fuera, que me relajara, que no me estresara. Primero por ser la novia, segundo porque dice Robert que esa mañana hablamos por teléfono, y que yo estaba llore que llore (no me acuerdo de eso específicamente pero sí recuerdo que esos días lloré mooontones). Al final sí fui, y lo disfruté muchísimo; ¡hice los centros de mesa, jugué en el trampolín y todo! Definitivamente estar con estas personas increíbles entre tanto amor (incluyendo a Ava, la bebé de Cris, y Lola, su perrita) me llenó de la energía más rica antes del big day 😍

 

This slideshow requires JavaScript.

Fotos: Mauricio Valenzuela | Lu Quintanilla

Noche, madrugada y amanecer antes de nuestra boda: LLUEVE. A. CÁNTAROS. Yo nada más oraba, y en medio de que hablaba con Dios le decía al mundo: “no puede ser, no puede ser”.  Así, incrédula y la verdad bien ‘agüevada’ -pero tratando de mantenerme confiada y positiva- llegué donde Cris. Peinado, ventana, garúa. Maquillaje, ventana, pelo de gato. Vestido, ventana, sol. Sol. ¡SOL!

Robert estaba en la terraza, y a través de la cortina lo podía ver con sus papás: mi mejor amigo. Podía ver a mami y a papi esperándome ahí afuera: mis mejores pilares. Podía ver a mis amigas emocionadas: mis mejores confidentes. Podía ver a todos nuestros invitados felices por nosotros: nuestra mejor compañía para este día.

 

This slideshow requires JavaScript.

Fotos: Mauricio Valenzuela | Lu Quintanilla

Empezó a sonar el mantra que escogí para iniciar la ceremonia. Ya, ¡ya! Ahí iba Robert, ¡se me iba a salir el corazón! Y luego escuché el mantra que elegí para mí. Miré a mis papás, nos hicimos un lacito, y ahí iba: caminando hacia este hombre que me enamoró por foto sin siquiera saber que yo existía.

La ceremonia fue hermosa; Yei la mantuvo sencilla, tierna, esencial. Nuestros hermanos fueron nuestros testigos. Sebas nos dio los anillos. Nuestros votos fueron espontáneos; desde el corazón le contamos al mundo lo mucho que significábamos el uno para el otro. Lloramos un poquito. Reímos un montón. Pegué un brinquillo de felicidad cuando dije “Sí, prometo”, y luego nos bañaron en un montón de pétalos, en abrazos, en besos y en bendiciones.

 

This slideshow requires JavaScript.

Fotos: Jessica Schultz

La recepción mini-mini que tuvimos fue perfecta. En medio de un poco de lluvia, un poquito de frío, zapatos embarrialados, caballos, gallinas, vacas y una mezcla de rock setentero, reggaetón, latin hits y nosotros cantando ‘Mis Ojos Lloran por Ti’, todos la pasamos divino. Nuestras mamás hicieron oraciones preciosas, mi papá hizo el brindis más sentido del mundo, y nos quedamos ahí todos, por horas, disfrutando, comiendo, cantando, sintiéndonos. Despidiéndonos.

 

This slideshow requires JavaScript.

Fotos: Mauricio Valenzuela | Lu Quintanilla

Se fue todo el mundo y nosotros alzamos vuelo rumbo a nuestra lunita de miel de una noche. El 28 de octubre del 2016 Robert y yo fuimos al Hotel Bougainvillea, y ese día nos hicimos novios, así que quisimos volver a ese lugar. Y ahora que lo pienso… ¡qué lindo! Creo que es un símbolo de seguir siendo siempre novios #HopelessRomantic

Y en esa nota sentimental, quiero terminar contándoles lo más romántico que vivimos ese día. Ya instalados en el hotel, el hambre empezó a azotar (¡ya eran casi las 9pm!). Teníamos antojo de pizza (porque pizza is our thing), así que preguntamos en recepción y nos fuimos a la pizzería recomendada -que además era la veintiúnica por ahí. Entramos para que nos dijeran que la cocina ya estaba cerrada.

Empezamos a dar vueltas, nada. Descargué Foursquare, nada. Seguíamos y seguíamos ¡y todo estaba cerrado! ¿¡Qué pasó en Heredia esa noche!? Pero ahí, en Heredia centro, en una esquina, por fin algo abierto, por fin comida para este par de recién casados. Por fin: Quiznos. QUIZNOS, sí. Terminamos cenando en Quiznos, riéndonos, recordando todo lo que habíamos vivido ese día y sintiéndonos como chiquillos de universidad. Y la verdad, ¿saben qué? Ese día no pudo haber terminado mejor, porque para nosotros, en definitiva, la sencillez y la simpleza de la vida fueron el soundtrack perfecto de todo ese día.

 

Foto: Mauricio Valenzuela | Lu Quintanilla

💖 Agradecemos con profundísimo amor: A Dios, por darnos el don de la Vida, la dicha de encontrarnos y reconocernos, y la bendición de ser mejores amigos para siempre. A nuestras familias, por ser nuestros pilares, por enseñarnos a amar, y por su ayuda y apoyo con tantos detalles para este día. A Cris, doña Rosi y don Beto por abrirnos las puertas de su casa y ayudarnos desinteresadamente en cada momento. A Mau y Lu por venir desde Nicaragua para acompañarnos en este día, por darnos la mano con la preparación de todo y por regalarnos estas fotos que adoramos. A Yei por casarnos y hacer una ceremonia de boda tan preciosa. A Jessi por regalarnos su talento como fotógrafa de bodas y registrar tantos recuerdos hermosos. A Bette por el maquillaje y peinado de ensueño. A Nati Fung por la ilustración bella que usamos de recuerdo. A Vane Szlak por tantísima ayuda en el planeamiento y ejecución de detalles para nuestro compromiso y boda. A Frank por ofrecerse a ser nuestro súper DJ. Los amamos, les agradecemos y los llevamos en nuestros corazones. Nada hubiera sido igual sin ustedes.

¡Mucho amor!
signature
share
0
14 Responses
  • Lupita Solis
    28 . 06 . 2018

    Estoy llorando , que hermoso!!! Tu de verdad que eres un sol, cuando veo tu historia me hace creer en el amor , gracias por compartir por regalarnos estas bellas palabras

    • Estefanía Vargas
      30 . 06 . 2018

      Lupita, gracias por esas palabras tan lindas! Lo más importante de todo esto es, definitivamente, seguir creyendo en el amor y en que merecemos lo mejor del mundo! Un abrazo grandote para vos 😙💗

  • María Fernanda
    28 . 06 . 2018

    ¡Es demasiado amor para la vida! Amé demasiado leer toda la historia y no tengo más que puras cosas buenas y bonitas que desearles a ambos. <3

    • Estefanía Vargas
      30 . 06 . 2018

      Mari qué bella, gracias! Recibimos todas esas cosas bonitas, y que se te devuelvan también! 😍

  • Gaby Barrantes
    28 . 06 . 2018

    Awww que linda historia! ❤️ Mi esposo y yo nos conocimos en el Hotel Bougainvillea en el 2012 cuando éramos unos pollitos de 24 años y también fue amor a primera vista! Apenas nos vimos pensamos “este/esta es” 😍. Desde entonces el hotel es como un “safe place”, no sabemos dónde ir a comer: vamos al Bougainvillea!

    A nosotros nos pasó que en la noche de bodas estábamos tan cansados de todo el corre corre de la ceremonia y la fiesta, teníamos hambre y el día siguiente había que madrugar para ir al aeropuerto, que terminamos comprando pizza y chino y fuimos a comer al aparta, viendo tele en la cama jajaja! 🤷🏻‍♀️. Hay personas que dirían que nada que ver cenar esto en la primer noche de casados, pero a nosotros nos funcionó bastante bien! Ya la comida fru fru la habíamos tenido en la boda 😂

    El amor verdadero sí existe chicas, nada más hay que esperar a que llegue! Y muchas veces llega cuando menos se está esperando 😊

    • Estefanía Vargas
      30 . 06 . 2018

      Ay qué chiva, Gaby! Totalmente identificada 😍 Muchas bendiciones para vos y para tu esposo!

  • Ingrid
    28 . 06 . 2018

    Ame cada palabra, me transporte a cada lugar y lo sentí como si era yo que estaba ahí!
    Claro que el amor existe, yo tengo al mío y an sido los mejores 11 años juntos ❤️

    • Estefanía Vargas
      30 . 06 . 2018

      In linda, que sean muchísimos años más de felicidad! 😍 Gracias por leerme!

  • Mari
    28 . 06 . 2018

    Hermoso todo…se siente el amor puro… es en el momento perfecto y con la persona correcta y así es como se resume lo que ustedes tienen 💙😊

    • Estefanía Vargas
      30 . 06 . 2018

      Tal cual, Mari! Ante todo confianza y paciencia, y todo llega 💖 Un besito!

  • Stephania Sánchez
    30 . 06 . 2018

    ¡Que historia! La estuve esperando, sabía que de fijo era bella 💕
    Que lindo tener una experiencia asi de bonita para compartirla con el mundo 💕 ¡Que sean siempre muy felices Estef !

    • Estefanía Vargas
      03 . 07 . 2018

      Steph, ¡gracias! 💕 ¡Te deseo así y hasta más felicidad!

  • Kandy
    01 . 07 . 2018

    Estef, estoy sola en la playa, sin libro y dije: es el momento para leer la historia de Robert y LaHappy (serás la happy para mi, for ever!). G U A O, pasé por la angustia de la respuesta de Qatar, del viaje a Medellin con planes de boda, de calambrito del dedo, de la lluvia el día especial, por la felicidad de Quiznos! Gracias, gracias por regalarnos parte de tu amor a ese hombre maravilloso. Que la vida los siga llevando entre musica ñ, flores y comida de la que siempre bien acompañado, sienta mejor!!! Que bonito leerte, me sentí participe de todo!!! A seguir sonriendo!!!

    • Estefanía Vargas
      03 . 07 . 2018

      Awww Kan, me hiciste muy feliz! Gracias por leerme y vivir todo esto conmigo de nuevo! 😍 Escribirlo sin duda fue un tesoro, ahora tengo nuestra historia registrada forever. A seguir sonriendo y amando con locura! Te mando un abrazo enorme 😙

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *