Suscribite y recibí tu workbook de amor propio gratuito directo en tu correo, además de otras cositas inspiradoras una vez al mes, ¡todo hecho con amor para que sigás floreciendo! 😍 

Imposible perfección: Un poco de mi historia

Desde que era una niña quise ser perfecta: La hija perfecta. La estudiante perfecta. El 100 perfecto. El cuaderno perfecto. La amiga perfecta. El cuarto perfecto. La bailarina perfecta. La piel perfecta. El look perfecto. La novia perfecta. El cuerpo perfecto. Perfecta.

💥Problema #1: La perfección va ligada a lo que otros dicen que es perfecto; a cumplir la expectativa de lo que la industria de la moda, de las dietas y de la publicidad establecen como “perfecto”.

Así, me convertí en una niña y adolescente complaciente, llena de ansiedad e inseguridades. Buscaba siempre investigar qué esperaban las otras personas de mí, para entender entonces cómo se suponía que tenía que ser, cómo tenía que comportarme, vestirme, hablar, pensar, sentirme.

Mi mamá me decía que yo era perfecta, me elogiaba siempre: yo era la más preciosa, la más inteligente, la más buena. Ella deseaba que yo tuviera un “buen cuerpo”, que comiera la comida que iba a hacer que estuviera saludable y “no subiera de peso”. Ella nunca tuvo una mala intención, estaba actuando basada en la cultura en la que vivimos. Su afán era la buena alimentación y la salud y creo que, inconscientemente, su afán también era que yo calzara con los estereotipos sociales de lo que era bello para que siempre me sintiera parte de algo. Ella me quería proteger, pero el problema es que lo que establece la sociedad suele ir en contra de lo que establece el corazón: la genuinidad del ser.

💥Problema #2: Mi cerebro de niña y adolescente no estaba desarrollado por completo.

El lóbulo frontal, que es el que nos ayuda a tomar decisiones de calidad, a controlar los impulsos y comportamientos, a formar habilidades sociales, a evaluar las situaciones, a proyectar consecuencias a largo plazo y a evolucionar en nuestra madurez emocional (entre muchas otras cosas) no podía hacer aún su magia en mis pensamientos irracionales de perfección. De hecho, algunos estudios demuestran que el desarrollo de esta parte del cerebro puede seguir incluso hasta los 30 años de edad. Es decir, en ese momento yo no podía discernir bien qué era realidad, fantasía, acertado, falso, posible, imposible, beneficioso, dañino.

A esas edades yo no podía ver todo lo que estaba detrás de una industria enorme que quiere hacernos sentir insatisfechas para que siempre sintamos la dizque-necesidad de comprar algo que nos arregle.

Y aún ya adultas nos esforzamos, googleamos, hacemos, investigamos, realmente trabajamos por ser eso que dicen que por fin nos hará sentirnos libres, bellas, plenas, felices por siempre. Pero nunca lo logramos.

No he visto resultados de buscar la perfección que sean felices. He visto adicciones, tristezas que no acaban, frustraciones diarias, autoestimas destruidas, relaciones acabadas, depresiones, trastornos de ansiedad, insatisfacción sexual, trastornos alimenticios, ataques de pánico, cánceres, enfermedades crónicas, enemistades, problemas de comunicación, envidias, cansancio, guerras…

🌈 ¿Qué podemos hacer?  Poner en marcha nuestro poder para tomar decisiones desde el amor propio. Decisiones que nos permitan disfrutar la vida tal como es, y así como somos.  

La vida esté hecha de momentos incontrolables, nuevos, irrepetibles, imperfectos.  Sólo así se vive genuinamente, en el aquí y en el ahora. No sos víctima de tu pasado ni de formas de pensar aprendidas o instauradas que te destruyen, ¡vos sos súper poderosa! Soltá la idea de que tenés que ser alguien más para ser feliz. Te prometo que cuando lo hagás vas a empezar a sentir serenidad, amor, tranquilidad y contentamiento; estados que la “perfección” JAMÁS va a darte.

Tu corazón te necesita, y nosotras necesitamos a tu corazón… Así como sos.

Follow my blog with Bloglovin

¡Mucho amor!
signature
share
1
6 Responses
  • Celi
    10 . 08 . 2017

    Me Encanta. No Quiero Ser Perfecta. Es demas de aburrido. 2da vez q leo este post. Y me encanta. 😘😗😙

    • La Happy Treintona
      17 . 08 . 2017

      ¡Hola Celi linda! Sos demasiado maravillosa así, como para querer cambiar eso. ¡Te mando una abrazo!

  • Ana Ureña
    10 . 04 . 2018

    Que lindo es ser imperfecta! Que lindo es sentir!! Que lindo es reir a carcajadas… que bonito es disfrutar lo minimo…!! Me encantó el post!!! Demasiadas gracias…

    • Estefanía Vargas
      11 . 04 . 2018

      Anita gracias a vos por leer y compartir este mensaje tan hermoso, 100% de acuerdo con vos, ¡qué lindo todo! 😍

  • Joha
    10 . 04 . 2018

    Me encanta tú post Estefanía💖 A veces pensamos que estamos solas pero no es así, «NO estamos solas» la gran mayoría pasamos por las mismas inseguridades, las mismas inquietudes y las mismas luchas…..el querer ser perfecta es una de esas, y me identificó totalmente con tú post, pero como dice Celi es aburrido, es cansado querer cumplir con esa «perfección», Yo no quiero esa perfección falsa que nos quiere imponer la sociedad, la publicidad….quiero ser simplemente yo, única e irrepetible creación de Dios.

    • Estefanía Vargas
      11 . 04 . 2018

      ¡Hola Joha! 💖 Bellísima, gracias por compartir también parte de tu experiencia. Estoy con vos: también quiero ser simplemente yo, única e irrepetible creación de Dios 😍😍😍

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *